¿Somos empresarios o especuladores?

Cada día me hacen más gracia los resúmenes semanales de las páginas autodenominadas de inversión a largo plazo.

Empecemos por el principio.

En toda compra hay valor y precio. Valor es lo que consigues y precio lo que pagas. Si vas en AVE a Sevilla o te compras una TV, aunque no lo analices, estás decidiendo que ese servicio o ese producto valen más de lo que estás pagando. Quizá este análisis se debería hacer más en profundidad, pero ese no es el tema de esta entrada.

Toda inversión se denomina así cuando nos fijamos en el valor, lo analizamos. En el caso de comprar acciones este punto se magnifica, ya que no estamos pagando por un servicio o un producto con mayor o menor fecha de caducidad, si no que estamos pagando por un trozo de una empresa, por un ente vivo que mañana no será igual que hoy. Sí, se que hemos escuchado este sermón cientos de veces, pero lo repito por que parece que todavía no nos ha quedado claro.

En la mayoría de webs veo que los resúmenes semanales se centran en los gráficos, en el precio, en todos esos ratios para tratar de predecir lo impredecible del sentimiento humano. No podemos analizar una empresa cada trimestre, cuando presenta resultados y olvidarnos hasta el trimestre siguiente. Y en ese periodo miramos el precio cada semana o peor, cada día. Esto es ridículo. Igual de ridículo que sería que si yo tengo una tienda o un piso alquilado, preguntase cada día cuanto me dan por el. ¿Realmente esto es inversión a largo plazo, mirar el precio día a día durante varias décadas? ¿No sería mejor intentar ver el negocio cada día o al menos cada semana? ¿Analizar el día a día, como se va adaptando a los cambios de todo mercado?

Se dice que Warren Buffett ve las cotizaciones cada 15 días, en una entrevista Paco Paramés dijo que no sabía cuando dinero tenía metido en la Bolsa (en Bestinver) que se hacía una idea pero que no sabía exactamente. Yo no recuerdo cuando fue la última vez que entré en mi broker a ver el monto de mi cartera, no se cuando fue, lo que si se es que hace más de un mes ya que desde que me fui de vacaciones no he vuelto a consultarlo.

Quien prioriza el precio por encima del valor está especulando. No lo critico pero desde luego no podemos denominarlo inversión y menos a largo plazo. El extremo se da quien no analiza el valor, como quien compró pisos en 2006 para venderlos en 2008 ganó mucho dinero, pero eso no es una operación de inversión, es una operación de especulación por que no está teniendo en cuenta el valor, de ser así no habría comprado en 2006.

Es decir, desde el momento en el que compramos la primera acción, somos empresarios y eso nos lo tenemos que creer. Somos los dueños de Accenture, Google o Viscofan. Dueños con un porcentaje bajísimo sin ningún poder de decisión, pero dueños al fin y al cabo. Sinceramente creo que la mayoría de nosotros no estamos preparados para entender lo que supone ser un empresario, por eso nos fijamos continuamente en el precio.

Los grandes inversores de la Historia son ante todo eso, inversores. Sólo pensar en Paramés, Munger, Lynch o Graham mirando gráficas de precios me da la risa. Warren Buffett está más preocupado de cómo Mc Donalds o Coca-Cola están tratando de superar la tendencia de la comida saludable que si la cotización de Coca-Cola baja un 5, un 10 o un 50%. Está más preocupado si MasterCard se adaptará a los cambios de los pagos a nivel global, que si su precio tiene el BLAI cortado a la baja o si ha hecho un hombro-cabeza-hombro. Por no hablar de todo ese ruido del Mercado, de Grecia, China o San Petesburgo.

Ser dueño de una empresa supone conocerla lo mejor que nuestras herramientas y capacidades nos permitan y esto en la época de la tecnología es decir que las podemos conocer bastante bien. Pensemos en nuestra mayor inversión y preguntémonos si sabemos quién es su mayor inversor, quien es el CEO, cuantos años lleva y quienes han sido los anteriores. Preguntemonos, como diría Fisher ,qué está haciendo nuestra empresa que no lo esté haciendo la competencia. Preguntémonos si alguno de los directivos ha comprado o vendido acciones recientemente. Preguntémonos sobre sus competidores, cuota de mercado y si el MOAT crece, se mantiene o decrece. Preguntémonos si ha ganado algún proyecto el último mes, si los trabajadores están felices y pregunta a algún conocido que conozca el sector qué le parece la compañía, que si le gustaría trabajar en ella. Preguntémonos si realmente vemos potencial de crecimiento, qué cambios le podrían afectar, y que amenazas, oportunidades, debilidades y fortalezas tiene. Podríamos seguir hasta el infinito con estas preguntas, ya sabéis, hasta el límite, conocerla lo mejor posible. A mi esta es la parte que me gusta de la inversión, las empresas y su entorno.

Si no sabemos las respuestas o simplemente esto no nos interesa posiblemente seamos más especuladores que inversores.

Yo trato de leer todo lo que puedo de mis empresas. Hace unas semanas empecé a utilizar otro de los interesantes servicios de Google, el Google Alerts. Iba a incluir esta parte en una entrada nueva, pero creo que está relacionada con lo que estamos comentando, con lo que la incluiré aquí.

Como siempre viniendo de Google, es un servicio fácil y práctico. No quiero hacer publicidad de él, no me llevo absolutamente nada, no creo que le haga falta mucha publicidad a Google. Lo comento por que me gusta y lo utilizo, aunque ya sabéis que soy accionista de Google.

Google Alerts es un servicio en el que informando una palabra, te envía a tu correo personal las noticias que van apareciendo de esa palabra o secuencia de palabras. En nuestro caso deberemos indicar el nombre de la empresa y configurar cuando queremos que nos llegue el correo, en mi caso he puesto una vez a la semana que creo que para largo plazo es suficiente.

La página de configuración es google.es/alerts

En esta página informaremos la empresa en la que estemos interesados. Podemos crear tantas alertas como deseemos y configurar la frecuencia, las fuentes, el idioma (yo aquí tengo español para las españolas e inglés para las extranjeras, pues se generan más noticias en inglés excepto en las españolas), correo al que deseamos recibirlas, etc. Estos valores se podrán modificar en el futuro volviendo a google.es/alerts

Una vez lo tengamos configurado ya sólo nos queda esperar a que nos lleguen a nuestro correo. Nos llegará un mail con los titulares más importantes del periodo que hayamos seleccionado y clicando sobre ellos navegaremos a la fuente de la noticia.


Nunca ha sido tan fácil estar informado de la actualidad de nuestras empresas. Aunque como siempre decimos por aquí, lo importante no es lo que todo el mundo sabe, si no lo que pensamos nosotros mismos basándonos en estos datos.

Anuncios